• Newsletter
  • Contacto
RocioSantaCruz

Blanca Casas Brullet

Material sensible

Desde sus inicios, el trabajo de Blanca Casas Brullet (Mataró, 1973) se ha nutrido de imágenes inscritas en el lenguaje cotidiano, de la polisemia y de la carga poética que se esconde en los intersticios y en el paso de un idioma a otro. Las figuras retóricas y las imágenes de la lengua que invocamos para dar cuenta del mundo impregnan la mirada de la artista, siempre atenta a las pérdidas y a los falsos amigos, a los malentendidos y al potencial poético –y en ocasiones también lúdico– de la traducción.

Desde hace unos años la artista se interroga plásticamente sobre el momento de la aparición de la imagen, así como su proceso de fabricación. Concibe, al fin y al cabo, el trabajo de creación como el lugar donde desarrollar un lenguaje plástico para intentar “hacer sentido” al tiempo que se “hace forma”. Es por ello que el taller, la mesa de trabajo, la página en blanco son el centro de sus dispositivos de exposición, así como los desbordamientos, arrugas, agujeros y accidentes que acontecen en el proceso de la materia plástica en transformación.

Encontramos, en la obra de Blanca Casas, materiales, medios y procesos utilizados de forma contradictoria en propuestas parádojicas que ponen en cuestión el ensayo, la tentativa o lo inacabado. Propuestas que hablan de manera metonímica del trabajo a partir de la interrogación sobre su propia consistencia: la imagen se nos presenta como inestable, no fijada, en forma de objetos inciertos e incipientes.

En Material sensible, la interrogación sobre lo fragmentario, lo discontinuo o lo inestable remite a la noción de precariedad. Su exploración plástica se sitúa en la suspensión entre dos estados, al tiempo que, dentro de su lógica paradójica, la artista se apropia en esta ocasión de materiales de construcción para preguntarse cómo resistir y construir desde ese espacio incierto. Las formas plásticas y los materiales entran en resonancia con situaciones sociales, económicas, políticas, históricas, pero sin ser una ilustración de las mismas. Se trata, en definitiva, de una exploración desacomplejada de la polisemia y la analogía, componiendo con palabras, materiales y formas, con desplazamientos, pérdidas y enriquecimientos, las desviaciones y las interrelaciones propias de la traducción de una disciplina a la otra, de una técnica a otra, de un medio a otro.

 

 

 

 

 

Agenda
21 MAY 2018